Cat Paw Print

☞ Traductor - Translator.

lunes, 6 de marzo de 2017

✿ EL LOBBY DEL TIRO AL PICHÓN QUIERE SILENCIO.

¿Por qué el lobby del tiro al pichón quiere silencio?.

Varios diputados del Parlamento de Galicia han denunciado las presiones que la "Real Federación Española de Tiro al Vuelo" está ejerciendo para que no voten el fin del tiro al pichón, tal y como se está contemplando en el Anteproyecto de Ley de Bienestar Animal. Se ha abierto una petición de firmas en el portal Change [Firmar] de la mano de la Asociación Animalista Libera con la finalidad de contraatacar una defensa injustificada hacia un acto bárbaro y cruel, producto inexplicable de la diversión de muchos. En su mayoría, adinerados. En el tiro al pichón, las víctimas son palomas y codornices, aves indefensas que, a causa del aturdimiento, no son capaces ni de volar. Una malsana actividad que recibe críticas, pero que es apoyada por el Consejo Superior de Deportes, pues la inscribe como modalidad deportiva. Más de 450.000 palomas y codornices son masacradas al año.

Paloma agonizando en el suelo durante un torneo de tiro al pichón.

Fotografía de "Tras los Muros" [Fuente] sobre un ave lanzada mecánicamente.

Existen 70 campos de tiro registrados en toda España y los campeonatos son autonómicos, nacionales, europeos y mundiales, siendo todas las ocasiones conocidas como "Tiradas sociales". Las aves allí se lanzan a mano o mecánicamente, en esta última forma introducen al animal en un tubo conectado a un motor de aire comprimido que las arroja a una velocidad de hasta 200 km/h. La mayoría de estas aves nacen en cautividad, en criaderos de jaulas minúsculas que les atrofian las alas. El resto son cazadas en libertad. Muchas resultan heridas, caen contra el suelo y son recogidas cuando acaba por completo la competición, pasan muchas horas agonizando en el suelo y cuando las recogen, los mozos las rematan a golpes contra el mismo. A las que están medianamente bien intentan reanimarlas para lanzarlas de nuevo como si de objetos se tratase.

Inadecuado juguete para niños basado en el tiro al pichón.

Como ocurre con otros tipos de caza, estos campeonatos son actos sociales en donde se hacen negocios, amigos, se estrechan lazos y se alardea del poder económico. Se disparan tantas aves como se puedan pagar, pues es un ambiente "Muy de domingueros: Vino, cerveza, pinchos y pasar un rato" según un asistente que prefiere permanecer en el anonimato y que habló para varios periódicos definido como tal. El mismo, afirma que varios menores disparan armas, algo que está prohibido: "A los niños que yo vi se les veía encantados. Disparaban, pateaban palomas y las recogían muertas" describe. Varios animalistas coinciden en que el uso del plato o hélice sería la mejor alternativa, cuestan menos que las aves y las hélices reproducen mejor el vuelo de un ave libre. Cabe preguntarse, quién se enriquece con la modalidad más cruel de tiro: ¿Los criaderos?, ¿Las armerías con su munición específica y complementos?, ¿Empresas privadas? o ¿Los Ayuntamientos como patrocinadores?. El tiro al pichón incumple las leyes de protección animal, el problema surge cuando estas leyes permiten "Excepciones" autorizadas por ya sabéis quién(es) convirtiéndose en legal. Un hecho de extrema gravedad que demuestra el oscuro lobby que defiende tal crueldad.

Béla SandRamirez & El equipo de Luchando por Ellos.
www.luchandoporellos.es

♞ Los comentarios no son publicados de forma instantánea, pasan por un proceso de moderación. 
♞ No contamos con página de Facebook o Twitter, sin embargo podéis compartir la noticia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario